¿Qué buscas?
Ayuda

Hormiga Culona de Santander

Lo lees en 15 minutos

Última modificación: 05 de diciembre 2022

Es uno de los platos típicos más famosos y únicos de la gastronomía de Santander. La tradición de comer hormigas es un legado dejado por los Guanes, los indígenas que vivieron en toda esta región antes de debido desaparecer a la conquista española. Para los Guanes, la hormiga culona era un alimento relacionado con el matrimonio, se utilizaba como regalo de bodas o para pedir la mano de alguien. Por esta relación con el amor se originó la fama de las hormigas como alimento afrodisiaco.


Las hormigas culonas que comemos son solo las princesas, quienes salen de los hormigueros una vez al año, unas semanas después del inicio de la primera temporada de lluvias. Las hormigas salen para realizar el vuelo nupcial, aparecer y convertirse así en reinas para crear nuevos hormigueros, es la primera y única vez que vuelan. Es en ese momento en que toda la comunidad alrededor aprovecha la ocasión para atraparlas. A las capturadas les quitan las alas y las patas y las tuestan en tiestos de barro. Como tiene alimentos altos contenidos en proteína y un gran contenido de grasas por lo que el proceso de tostado se hace en sus propios jugos.

Siglos de tradición hacen de las hormigas culonas hoy en día un elemento fundamental de la identidad santandereana.
 


 

Es uno de los manjares más famosos y únicos de Santander. La tradición de comer tales hormigas es un legado que se remonta a los indígenas Guanes que habitaron esta región antes de su desaparición a causa de la colonización española. Para los Guanes la Hormiga Gorda era una comida relacionada con el amor y el manejo se usaba como regalo de bodas o como propuesta de matrimonio. Gracias a esta relación amorosa la Hormiga Gorda acabó por hacerse famosa como afrodisíaca.


Las hormigas gordas que comemos son solo las princesas, que salen de la colonia una vez al año, unas semanas después del comienzo de la primera temporada de lluvias del año. Las hormigas salen a su vuelo nupcial, para aparearse, convertirse en reinas y establecer nuevas colonias. marca la primera y última vez que volarán. Y en ese momento la comunidad alrededor aprovecha la oportunidad para atraparlos. A los que son capturados se les quitan las alas y las patas y luego se asan en sartenes de barro. Como alimento las hormigas contienen altos niveles de proteínas y grasas, por lo que son asadas en su propio jugo Siglos de tradición hacen que la Hormiga Gorda sea hoy un elemento clave de la identidad de los santandereanos.

¡No te pierdas nada!
Al suscribirte, muestras tu conformidad y aceptas nuestra política de protección de datos y autorizas el tratamiento de los datos personales.